1096 Views |  Like

VERÓNICA SADA ‘INDEPENDIENTE’ POR NATURALEZA

FacebookTwitterGoogle+

Verónica Sada, nombrada subsecretaria de Energía de Nuevo León por el gobernador Jaime Rodríguez, narra su rompimiento con el PAN luego de 30 años de militancia. Y anuncia planes ambiciosos, como la intención de crear un clúster energético en el estado.

Si se trata de ser independiente, la exdiputada federal Verónica Sada Pérez se apunta en la lista, porque se autodescribe como una persona de naturaleza “bronca”.

Y es que la subsecretaria de Energía no quiere ser parte de la ciudadanía que prefiere el estatus quo, de esa parte de la sociedad que opta por callar y por ser condescendiente con las políticas públicas del país.

Verónica Sada prefiere el cambio, la evolución, opta por levantar la voz con la intención de que las condiciones del país mejoren.

Por ello rompió con el instituto político donde militó por 30 años, el mismo donde también hizo su esfuerzo por el cambio su padre, Rogelio Sada, quien fuera alcalde de San Pedro y candidato a gobernador por Acción Nacional a principios de la década de los 90´s.

Verónica Sada explica que durante su último periodo como diputada federal de Acción Nacional (2012-2015), en la legislatura que acaba de concluir, vivió la transformación negativa de la clase política en este país, en pocas palabras: La degradación de los políticos.

Incluso, Verónica rechazó seguir la línea de su bancada en San Lázaro y votó en contra de la Reforma Energética, que el PRI cabildeó con los diputados panistas para que fuera aprobada sin contratiempos.

También, la subsecretaria nos dice cómo es que el líder de esa bancada, Luis Alberto Villarreal, conocido también como “El Diputable”, siempre mostró una faceta negativa de la política, incluso con los legisladores de su propio partido.

Hay que recordar que el diputado guanajuatense, Villarreal, tuvo que dejar el liderazgo de la bancada luego que se publicó un video donde aparecía bailando y bebiendo con bailarinas de table dance, durante una fiesta en una casa de Puerto Vallarta, Jalisco.

Luego del rompimiento de Verónica con el PAN y de que el también expanista Fernando Elizondo se integró a la Alianza por la Grandeza de Nuevo León, con Jaime Rodríguez, la exdiputada panista habló con el ahora gobernador y le dijo que le deseaba la mayor de las suertes.

Después de ese encuentro, una vez ya electo gobernador, Jaime Rodríguez buscó a Verónica Sada para invitarla a ser parte de la Secretaría de Economía del estado, que dirige el empresario Fernando Turner.

“Mira, te lo podrán decir mis familiares y amigos, mi naturaleza es bronca, desde que yo era chiquita mi naturaleza es bronca. A mí, a veces un ambiente hostil, a mí me envalentona, me despierta, me reta, y a veces me hace ir un poquito más allá de lo prudente…

“Yo me decidí ir a apoyar la candidatura de Jaime Rodríguez, pues unos 15 días antes (de las elecciones) porque me entusiasmó sobremanera, y no es, como lo platiqué con él, que yo sea fan de Jaime Rodríguez, o que sea fan de Fernando Elizondo.

“Yo soy fan de ese movimiento de ciudadanos que está volviendo a creer que puede exigir, que puede tener un mejor gobierno, y yo quiero ser parte de los ciudadanos que exigen”.

Para la subsecretaria de Energía de Nuevo León una gran parte de la sociedad permanece callada y peor aún, dentro de partidos políticos donde la degradación política mantiene el silencio y la obediencia que muy bien se describe con la frase: “La ropa sucia se lava en casa”.

LA DEGRADACIÓN POLÍTICA

Verónica Sada tiene muy claro que las condiciones para hacer política y legislar en México han tenido una degradación en los últimos años, porque la vivió en carne propia.

Solamente hay que recordar que la expanista fue diputada federal en dos ocasiones, primero en el periodo de 2001-2003, cuando Felipe Calderón Hinojosa fue líder de la bancada en San Lázaro –antes de ser candidato a la Presidencia de la República- y también fue legisladora en el trienio pasado, entre 2012-2015.

Dos periodos que Verónica describe de muy distinta manera, diferencia que precisamente la orilló a presentar su renuncia al PAN el pasado 30 de septiembre.

La comparativa entre ambos periodos también es parte de su reflexión, la que llama “la degradación de la política”, porque en las legislaturas federales lo “bien visto” es levantar la mano, para votar como se ordena desde el liderazgo de la bancada partidista.

“Creo que el Partido Acción Nacional tuvo su época de oro, de su periodo de contribución al país, y ahorita pasa por un periodo de destrucción del país, por los contubernios, esos contubernios con el PRI…

“Y eso de la teoría de que ‘La ropa sucia se lava en casa’ es terrible, porque yo vengo de la época del PAN donde decir la verdad y hacer autocrítica, era un acto cívico.

“Ahora decir la verdad es un acto reprobable, como tú sabes cómo fue en la pasada legislatura como diputada federal, porque lo bien visto es estar callado y votar como te dicen”.

Verónica explica que la primera ocasión que llegó a la Cámara de Diputados Federal, encontró legisladores de todos los partidos con una preparación académica y un equipo de trabajo para apoyarlos con estudios legislativos.

Pero la segunda ocasión que llegó, en el periodo 2012-2015, encontró que ese trabajo no existe más.

“He sido diputada en dos ocasiones y por eso tengo la comparación exacta de cómo ha cambiado la política. Me di cuenta de la degradación de la política.

“La primera ocasión (2001-2003) me encontré con diputados bien intencionados, con historias de preparación, claro, siempre ha habido los malos y los buenos, pero había gente valiosa. Dentro de Acción Nacional había mujeres muy estudiosas, intachables, analíticas y no corruptas, me consta.

“En ese tiempo había diputados que podían aportar su ideas, había una fundación en el partido que te daba las facilidades para desarrollar tus ideas, te presentaba el estudio de derecho comparado de la propuesta fiscal que tuvieras, o de derechos humanos”.

Estos estudios legislativos eran realizados por el equipo de la bancada del PAN, así como en otros partidos había otros equipos desarrollando las ideas de los diputados.

“Te decían: ‘excelente idea’, o ‘mejor dale por acá’, porque había abogados, había trabajo legislativo. En la legislatura que acaba de pasar el nivel es mucho muy malo.

“Por ejemplo, en la izquierda hay perfiles extraordinarios, que brillan, ¿y por qué brillan?… Porque están preparados. Y no soy una gran intelectual, pero sí detecto quién trae detrás mucha información y apoyo académico.

“Llegas al PAN y te preguntas: ¿Dónde está el apoyo académico? ¿Dónde están los abogados? ¿Dónde está el análisis que debemos hacer?… Pues no hay, ya no hay”.

‘LÍDERES A LA BAJA’

Un factor que Verónica Sada señala como disparador de la degradación de la política, es el comportamiento de los líderes de bancadas en el Congreso de la Unión.

En este caso concreto, la conducta del líder de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal García, quien fue coordinador de los panistas hasta agosto de 2014, cuando apareció en un video con bailarinas de table dance, en una lujosa residencia de playa en Puerto Vallarta, Jalisco.

La ahora subsecretaria de Energía en Nuevo León, tuvo que planear, trabajar y legislar, bajo el liderazgo de Luis Alberto Villarreal en la pasada Legislatura federal, su segunda ocasión como diputada.

“Déspota, autoritario, grosero, la verdad muy mal, mal en todos los sentidos…  Entonces la bancada del PAN estaba dividida entre los que queríamos hacer algo por México, y los que tenían miedo.

“La frase más concurrida en la pasada legislatura es: ‘La ropa sucia se lava en casa’, y dices: ‘bueno, vamos a lavarla en casa’, pero tampoco se lava en casa.

“Entonces sí viví una época muy degradante, pero creo que aprendí bastante y me parece que pude contribuir, por lo menos, a estar molestando con argumentos sobre lo que está bien y lo que está mal.

“Fui una piedra en el zapato, sí, fui para Villarreal una piedra en el zapato. Lo que está bien visto ahora es callar”, narra Verónica Sada.

Otro aspecto fundamental de lo que ocurre en la cámara de diputados, es que afuera, entre la ciudadanía, es bien visto que un legislador suba repetidas ocasiones a la tribuna para exponer sus puntos de vista.

Pero aquí, Verónica Sada tiene un punto clave, y es que no necesariamente entre más suba a tribuna un diputado, es mejor su trabajo.

Por ejemplo, la nueva Ley de Juegos y Sorteos, que fue autorizada por la pasada legislatura federal.

La ex legisladora subió a tribuna para oponerse a varios artículos de la propuesta, sin embargo, quienes armaron y cabildearon arriba u debajo de la tribuna la reforma, no acudieron el día de la votación.

O sea, había “gato encerrado” en la ley y en quienes la promovieron, a tal grado que prefirieron faltar el día de la aprobación.

“Entonces es un buen dato el ¿para qué subiste a la tribuna?… Depende a qué subiste (a cabildear o a hacer observaciones). Por ejemplo, en esta Ley de Juegos y Sorteos no se exige carta de no antecedentes penales al propietario de los casinos.

“En cambio, en el gobierno de Jaime Rodríguez se exige carta de no antecedentes penales para trabajar, pero a los casineros no les piden para tener funcionando un casino”.

¿UN CLUSTER ENERGÉTICO?

Para Verónica Sada, Nuevo León se encuentra en un periodo de transición, la búsqueda de una evolución entre la energía fósil y la energía limpia.

Es por ello, explica, que el fracking programado por empresas en el norte del estado podría estar quedando estacionado en el tiempo en estos momentos, debido a los costos de extracción del gas shale.

Pero en esta transición sí hay un objetivo muy claro para el Estado, energía fósil o energía limpia, la cadena de proveedores en Nuevo León es muy importante.

Esto, debido a que empresas extranjeras llegan con tecnología de punta a producir energía, pero en muchas ocasiones, para que la Banca internacional otorgue créditos a esas compañías, les exige certificaciones de mano de obra que no tienen los trabajadores locales.

“Hace 10 años veíamos la energía eólica como algo lejano, está aquí en México, pero no tenemos proveedores locales o nacionales de esa tecnología.

“Y aunque sea extracción de energía fósil, tampoco a veces tenemos a los trabajadores certificados para operar con esas tecnologías.

“En California empezaron hace 40 años su transición al clean energy, ahora están cambiando y produciendo para su consumo”.

Por ello, explica Verónica Sada, es importante pensar en alternativas o proyectos para tener un cluster de proveedores en el estado, que incluya en la producción  tecnología y mano de obra de Nuevo León.

Por otro lado, están en operación auditorías para dejar en claro las inversiones energéticas en el estado, porque hasta ahora hay en el papel mil 600 millones de inversión el año pasado, pero la anterior administración no dejó esta cifra totalmente clara en números reales.

Próximamente, la Subsecretaría de Energía de Nuevo León buscará organizar eventos y traer personajes que promuevan la energía limpia y la creación de tecnología para ello.

Verónica Sada Pérez

  • Subsecretaria de Energía en Nuevo León.
  • Tesorera del Comité Directivo Estatal del PAN en Coahuila.
  • Secretaria de Promoción de la Mujer del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.
  • Diputada local en Nuevo León.
  • Subgerente Comercial de Pemex Refinación para la región norte.
  • Secretaria Educación, Cultura y Deporte en el Municipio de Monterrey.
  • Diputada federal en dos ocasiones (2001-2003) (2012-2015).
  • Renunció al PAN el 30 de septiembre pasado.

Por Mariana Franco