353 Views |  Like

UN CLÁSICO QUE CRECE FRENTE A ‘LOS GRANDES’

FacebookTwitterGoogle+

Por primera ocasión en la historia de los torneos cortos, los Tigres y los Rayados juegan las finales de un año completo: Apertura 2015 y Clausura 2016. Y consolidan sus encuentros como el clásico que más dinero maneja.

El Apertura 2015 fue todo para los Tigres y en el Clausura 2016 los Rayados fueron subcampeones. Y con dos estadios repletos -en San Nicolás y en Guadalupe, Nuevo León- que son la envidia nacional de televisoras que son propietarias de equipos, como Televisa, TvAzteca y la parte de Fox que le corresponde a Carlos Slim. Tigres y Rayados estuvieron hasta la final en los dos últimos torneos cortos, incluso contra viejas imposiciones mediáticas nacionales, aquellas posturas que todavía hoy hablan de que en México nada más hay tres o cuatro equipos llamados “grandes”, pero son clubes que no pueden llenar sus estadios. ¿Cómo un equipo de futbol puede ser grande si no es capaz de llenar su estadio?…

Así es que, pueden repetir todas las veces que quieran en transmisiones y programas televisivos, donde por cierto crean discusiones superficiales sobre el futbol, que en este país no hay como el clásico Chivas-América, pero la verdad es que el clásico más vendido en cuanto a boletaje y a derechos de transmisión se queda en Monterrey.

Por ejemplo, cualquiera puede ver el América-Chivas en televisión abierta en la Ciudad de México o en Guadalajara. En Monterrey cada hogar, cada restaurante o antro, tiene que comprar los derechos de televisión de paga para ver el clásico regio.

Y la verdad no se puede ocultar. Antes del clásico regio 2016, tanto el de temporada regular como los dos juegos de semifinales, hubo una campaña y publicaciones especulativas que decían solamente había un clásico nacional –América vs Chivas-, el cual tristemente resultó como una semifinal aburrida, sin calidad y sin pasión. Mientras que en el área metropolitana de Monterrey se paralizó la ciudad durante los tres juegos regios, tanto durante la temporada regular como los dos encuentros de semifinales. No cabe duda que hay algo que “Los Grandes” están haciendo mal y los equipos regios les están comiendo terreno. Aunque esto no le guste a muchos en el país.

DRAMA DE CAMPEÓN EN DICIEMBRE

En el juego de ida de la final del Apertura 2015 parecía que todo estaba dicho. Tigres 3-0 a Pumas.

Pero todavía en CU, en la Ciudad de México, habría todo un drama para que los de la UANL levantaran su cuarto campeonato de liga en torneos cortos.

Los Pumas salieron por una hazaña. Eran dueños de la cancha. Tigres les cedió el balón porque decidieron esperar los ataques e intentar hacer daño contragolpeando con velocidad. Javier Aquino y Jürgen Damm pedían el balón pero había imprecisiones.

Cuando parecía que la primera parte terminaría sin goles apareció Eduardo Herrera, quien aprovechó un rebote, tras un servicio de Ismael Sosa, para empujar con parte interna al minuto 44. Era el 1-0 a favor de los unamitas. El conjunto dirigido por Memo Vázquez salió al segundo tiempo con la necesidad de hacer dos goles, sin recibir, para mandar a tiempo extra la final. Al minuto 54 cayó el primero. Fidel Martínez, recién ingresado a la cancha, mandó centro al corazón del área y cabeceó Matías Britos y mandó al fondo de la red. Era el 2-0 para los Pumas.

Después del segundo tanto de la UNAM los jugadores dirigidos por Ricardo Ferretti no se encontraban en el terreno de juego. Difícilmente pasaban de la media cancha con balón dominado. Los Pumas ya eran dueños absolutos del trámite del partido, sin embargo, no lograban marcar el tercero. El reloj seguía avanzando y no llegaba el gol para emparejar el global. Pero al minuto 86, en táctica fija, apareció Silvio Torales, el paraguayo cabeceó entre tres rivales e hizo explotar el CU con el 3-0. Así que a tiempo extra.

Pumas dio el primer aviso en tiempo extra. Fidel Martínez disparó desde media cancha y se quedó muy cerca de sorprender a Nahuel Guzmán. La respuesta se dio al 98´. Egidio Arévalo recibió una gran pared de Gignac, entró solo al área, pero Luis Fuentes barrió a tiempo para evitar el disparo.

Al minuto 102, apareció la magia del mejor jugador de Tigres. André-Pierre Gignac hizo una jugada de crack dentro del área, quedó frente a Alejandro Palacios y definió con parte externa para poner los cartones 3-1. Un gol que olía a campeonato regio. En el segundo tiempo extra Pumas adelantó líneas en busca del empate, pero la más clara llegó para Tigres. Juninho filtró un balón para Gignac, quien disparó raso y parecía el campeonato, pero el “Pikolín” hizo una gran atajada para enviar a tiro de esquina.

Cuando parecía que no habría más llegó Gerardo Alcoba para poner el 4-1 en el encuentro y el empate en el global al 118´. La final del apertura 2015 se fue a tanda de penales.

Tigres ganó la serie 4-2 y se proclamó campeón del Torneo Apertura 2015 en la LIGA Bancomer MX.

Y LOS RAYADOS SUBCAMPEONES

Luego de dos series dramáticas de liguilla, la Raya se impuso para llegar a la final del Clausura 2016. Como superlíderes y luego de dejar a los Tigres en el camino, llegaron por el título como favoritos indiscutibles frente a los Tuzos.

En el juego de ida, en Pachuca, se trajeron una derrota (0-1) por la mínima ventaja, pero esto luego de que Efraín Juárez tuvo que meter la mano en la línea de gol, para salvar de un 2-0 a los Rayados.

Sin embargo, parecía que el Monterrey no tendría problema en empatar el global por su enorme cuota goleadora y por el juego vertical que siempre diseñó su Director Técnico Antonio Mohamed.

Pero las fallas trajeron la sorpresa. Primero Cardona falló de manera grosera un penal al patear por encima de la portería del Conejo Pérez y enviar el balón a las tribunas. Y cuando ya habían empatado el global con un golazo de Pabón desde los linderos del área grande, a pocos minutos de concluir los `90 y con un hombre de más, aflojaron la marca en plena área chica y ahí les clavaron el gol con el que Pachuca obtuvo se sexto título de liga.

Cabe aclarar que Rayados no falló en su sistema de juego y tampoco en su esfuerzo colectivo, sino en su sobrada mentalidad aderezada con soberbia, es decir, sentir que el campeonato ya estaba en su vitrina, cuando todavía no habían ganado el global. Sin embargo, la campaña del Monterrey, su súper-liderato y su excelente cuota goleadora que gustó durante toda la campaña quedan en la historia como un futbol rápido y ofensivo que siempre agradecen las tribunas.

Lo cierto es que para el próximo clásico regio en el torneo de Apertura 2016, nuevamente Tigres y Rayados, Campeón del Apertura 2015 y Subcampeón del Clausura 2016, se verán las caras y paralizarán una ciudad donde todos tienen que pagar más que el resto de la República para presenciar este juego, ya sea en el estadio o través de la televisión de paga. Incluso por encima del Chivas-América.