543 Views |  Like

TRASH “YOUR” DRESS

FacebookTwitterGoogle+

Algunas novias coinciden con que la fotografía de boda debe ser elegante y donde los dos luzcan espectaculares con el recuerdo de ese gran día.

Sin embargo, hoy muchas novias han decidido dejar a un lado la tradición y romper con la idea de que el vestido se quede encerrado en el clóset.

El atreverse a usar el vestido de novia una vez más y hacer lo que quieran con él, es parte de una tendencia muy original y divertida llamada “trash the dress”, la cual se trata de hacer fotografías en lugares poco comunes y con los mismos trajes que lucieron el día de la boda.

En el también conocido “Fearless bridal” o “Rock the Frock”, se trata de buscar locaciones interesantes para fotografiar a la pareja sin preocupaciones sobre la indumentaria o el peinado. Y como el vestido no volverá a usarse, no importará ensuciarlo, mojarlo, jalarlo, rasgarlo, destruirlo e incluso hasta quemarlo.

Este concepto está muy de moda entre las parejas recién casadas, y el objetivo es captar a los novios de una manera natural, plasmando la emoción de hacer fotos divertidas, diferentes, espontáneas, románticas y hasta sexys.

En el “trash the dress” se pueden lograr tomas dramáticas y artísticas con imágenes muy originales que vayan de acuerdo a la personalidad de los novios; todas sus locuras, hobbies o cosas que siempre han querido hacer las pueden dejar plasmadas en un gran fotografía donde la imaginación y la creatividad son el límite.

No hay un tiempo especifico para realizar un “trash the dress”, y si tu boda ya fue hace varios años, saca tu vestido y atrévete a vivir una sesión fotográfica fuera de lo común, la cual será una experiencia inolvidable.

LUGARES

Cualquier lugar puede ser un gran escenario para tus fotos; sólo piensa qué es lo que te gustaría y platícalo con tu fotógrafo.

  • En la playa: sobre la arena, metiéndose al agua…
  • En la ciudad: en las calles, en una fábrica abandonada, en una casa vieja, en unas ruinas…
  • En el bosque: entre pastizales, adentro de un río, sobre hojas secas…
  • En el agua: con la lluvia, en una cascada, en una piscina…

ORIGEN

Esta tendencia inició en el 2001 con el fotógrafo John Michael Cooper, pero anteriormente se usó de manera simbólica en 1998 cuando la actriz Meg Cummings, de la telenovela Sunset Beach, corría por la playa con su vestido de novia luego de que su boda fuera cancelada.

RECOMENDACIONES

  • La sesión “trash the dress” no es para cualquier pareja, pues deben ser atrevidos y no importarles el estado en el que termine su traje y su vestido.
  • Puede llevarse a cabo cuando los novios han vuelto de su viaje de bodas o como celebración de su primer aniversario.
  • Contrata a un fotógrafo profesional que realice este tipo de sesiones, pues él conocerá los lugares ideales según su personalidad.
  • Es importante que platiquen con el fotógrafo para definir el concepto y la atmósfera de las fotos.
  • Una sesión submarina, puede dar resultados muy hermosos gracias al movimiento que se logra con el vestido bajo el agua.
  • A veces es preferible realizar las fotos acuáticas en una piscina donde el agua es más transparente, que en el mar.
  • El viento es un elemento favorable para crear excelentes imágenes del vestido de novia.
  • No te arriesgues, evita las circunstancias de peligro como lugares altos o aguas muy profundas sólo por conseguir una foto espectacular.