574 Views |  Like

LA RUTA WEST COAST

FacebookTwitterGoogle+

Te recomendamos un viaje panorámico y delicioso por la costa californiana y sin gastar mucho. Es la auténtica manera de sumergirte en sus playas y ciudades.

El verano se acerca, el sol brilla cada vez más fuerte, ves por la ventana de tu oficina y sólo deseas estar fuera de ahí, echado en alguna playa y sin preocupación alguna, o ¿tal vez perdido en un bosque sin señal en tu celular? Si te gusta manejar, explorar y conocer cosas nuevas en una serie de sucesos inesperados, tenemos la propuesta ideal para ti. Esta temporada nos armamos el Roadtrip perfecto para tus vacaciones. Ya sea si se te antoja ir al norte y visitar toda la costa de California, explorando las más remotas esquinas del noroeste del vecino país, la aventura o lo romántico, nosotros te damos una guía detallada del camino que puedes seguir.

Visitar California puede cambiar tu vida. Es posible que no quieras regresar después de manejar por una de las más bellas carreteras del continente. Desde San Diego hasta San Francisco, por la costa y los acantilados, viajaremos durante 10 días.

Ruta: Monterrey – San Francisco

Número de días: 10

Gastos divididos entre: 4 personas

Día 1 Lunes:

Nuestro viaje empieza en Monterrey. Agarramos un vuelo MTY – TIJ con un costo aproximado de 3 mil pesos y una duración de 2 horas y media. Lo ideal es llegar a Tijuana en el transcurso de la mañana y ya en el aeropuerto puedes tomar un camión que te llevará a la frontera. Una vez cruzando, tenemos que pedir el permiso que tiene un costo de 6.00 dólares. Nos dirigimos al aeropuerto de San Diego, en donde rentar un carro es más barato que en cualquier otro sitio de la ciudad. Un auto compacto, con mínimos gastos en gasolina, para 4 personas, tiene un costo de $500 dolares por 10 días. Es decir, cada integrante del viaje debe pagar 2 mil 125 pesos. Es importante mencionar que esto es el costo solamente del auto. Te recomendamos incluir el seguro para el carro con un costo aproximado de 11 dólares extras por día. Incluirlo significa un costo extra por persona de 500 pesos, es decir, en total por el auto pagaría cada quien 2 mil 625 pesos. Para rentar el auto el conductor debe de tener tarjeta de crédito y ser mayor de 25 años para evitar cargos extras. En el aeropuerto de San Diego aceptan rentas con tarjeta de débito enseñando un vuelo de regreso. Durante este proceso tomaríamos un par de horas del día. Y después de comer, manejamos hacía Los Angeles.

Un viaje en carro, sin parar, de San Diego hacia San Francisco, toma un total de 9 horas. Un gasto en gasolina de aproximadamente 90 dólares (de ida) y es un recorrido de 811 kilómetros. Hay dos caminos por donde podemos recorrer California: La  legendaría Pacific Coast Highway, perfecta para un viaje con espectaculares escenarios y atardeceres. Y la Highway 101, más nueva y rápida, pero no va junto a la costa. En este viaje recorreremos ambas, intercambiando rumbos de ida y de venida. Tomaremos dos días en Casa Grande ciudad. Empezando por Los Anegeles, luego San Francisco y terminando con dos días en San Diego. Con un periodo de 4 días para explorar durante el transcurso del viaje.

Camino a L.A. nos detendremos en los pueblos playeros de North County. Encinitas, Carlsbad y Oceanside. Saliendo de San Diego tienes que agarrar la I-5 North, para poder manejar junto a la costa. Avanzamos por Camino del Mar, también llamada North Coast Highway. Si saliste con tiempo de la ciudad es un must detenerse en Huntington Beach, para darle al viaje el feel de lo que nos espera.

Después nos saltamos a I-405 para ahorrarnos tiempo y llegar a Venice Beach, justo al atardecer. Después de manejar durante 30 millas llegaremos a la salida de la playa. Éste es un lugar increíble para pasar la noche y el resto del siguiente día. Caminar por Venice Boardwalk y conocer un poco más a los locales californianos es la manera perfecta para cerrar el día. Asegúrate de googlear los bares, restaurantes y coffee shops del área para que no te pierdas de nada. Puedes encontrar un hotel desde 100 dólares por noche, o un Airbnb cerca de Santa Monica.

Día 2:

Al siguiente día puedes hacer una serie de actividades:

  1. Visitar los Venice Canals. Se construyeron en 1900 inspirados en Venecia, Italia, y le dan el nombre a la colonia. Es el lugar perfecto para vivir si tienes un par de millones de  dólares en el bolsillo. No olvides ser respetuoso, ya que es el hogar de alguna persona y no exactamente un sitio turístico.
  2. Después de darte un paseo por el Boardwalk visita el Oceanarium. Es un museo sin paredes en donde podrás conocer más a cerca de las criaturas marinas y tomar un par de fotos.
  3. Si te gusta caminar busca en tu celular el Real to Reel Vintage Walking Tour of Venice. Que te guiará y llevará a través del tiempo en la historia de Venice Beach.
  4. Camina por el muelle en el atardecer. ¡Tendrás las mejores selfies del día!… También tendrás un peak de los pescadores locales.
  5. Tienes que ir a algunas thrift stores del área. La gente que vive aquí es de la mejor vestidas en L.A., así que debes de considerar visitar una de estas tiendas en Main Street y Pacific Avenue para encontrar los mejores deals y vestirte ad hoc.
  6. En la noche puedes visitar el High Rooftop Lounge en el techo de Hotel Erwin. Lugar perfecto para tomar unos drinks y apreciar la vista desde arriba.
  7. Si quieres entretener tu vista un rato, llega a Muscle Beach, el lugar perfecto para presumir tus músculos en un outdoor gym, o tal vez sólo para echarte un taquito de ojo.
  8. Y claro, para ir de shopping, date una vuelta por Abbot Kinney Blvd. Una cuadra llena de tienditas independientes, cafés orgánicos y food trucks.

En Santa Mónica es indispensable visitar el Santa Monica Pier. La vibras de southern California te envolverán mientras caminas entre los juegos de Pacific Park. Date un paseo por la playa mientras admiras al surf local y termina tu tarde en Third Street Promenade. Una calle car-free llena de tiendas y cafés.

En la noche nos mudamos a West Hollywood, Santa Monica está un poco retirado de la ciudad, el tráfico es inevitablemente una pérdida de tiempo y por lapsos, decidimos cambiar nuestra estancia más cerca de Downtown L.A. Puedes encontrar una habitación de una noche en 5 mil pesos en un Hotel de 4 estrellas. Ya depende de lo que tu grupo de roadtrippers este buscando gastar.

Día 3 y 4:

Los siguientes días pueden ser explorando la ciudad en el carro. Tomando en cuenta el costo del estacionamiento y preferencias de los intereses de cada quien. Un día lo podemos dedicar para visitar el parque de diversiones Universal y el tour por Universal Studios y otro puede ser dedicado a conocer Hollywood y Beverly Hills Rodeo Drive.

Día 5:

El siguiente día salimos por Pacific Coast Highway hacia Malibu. Temprano te puedes detener en Surfriders Beach, para ver a los surfistas competir sobre sus famosas olas. Después tomamos hacia el norte y luego la salida para subirnos a la 101, como media hora después de Santa Barbara. Aquí puedes irte deteniendo en diferentes lugares como Morro Rock para una vista espectacular. Esta carretera en general tiene escenarios que roban el aliento, así que lay back y saquen la cámara para disfrutar un día manejando y recuerda comenzar muy temprano. Desde Cambria hasta Big Sur puedes tomar hasta 2 horas en una carretera de dos carriles y un acantilado. Te recomendamos detenerte en Salmon Creek Falls, Sand Dollar Beach y Julia Pfeiffer Burns State Park. Más tarde llegarás a Monterey Bay, en donde pasaremos la noche.

Día 6:

Despertando en Monterey Bay puedes pasar la mañana relajándote en una playa californiana y visitar el famoso acuario, para más tarde tomar la carretera y manejar durante 2 horas a San Francisco. Es una ciudad que te enamorará, puedes llegar directamente a dejar las maletas y comenzar el recorrido de la ciudad. Es difícil de abarcar en poco tiempo, así que si tienes el tiempo te recomendamos alargar tu estancia a 3 o 4 días, para disfrutar tu destino al 100 por ciento.

Día 7 y 8:

Independientemente si te quedas 2 o 4 días, ésta es la lista de lugares que debes de visitar:

  • Golden Gate Bridge
  • Fisherman’s Wharf
  • Alcatraz Island
  • Golden Gate Park
  • Chinatown
  • Union Square

Día 9:

Despierta temprano y agarra un buen desayuno porque el viaje de regreso es pesado. Puedes manejar 8 horas y llegar a San Diego o detenerte a la mitad y continuar el siguiente día. Sin embargo, te recomendamos agarrar la I-5 South, que te llevará a tu destino en 8 horas sin tráfico. Sin embargo, considera mínimo 2 horas extras entrando y saliendo de las grandes ciudades.

Día 10:

San Diego es una gran ciudad para terminar el viaje. Comienza el día en Mt. Soledad Veterans Memorial, una pequeña montaña en donde puedes disfrutar de la vista de la ciudad. Después vete a la playa y relájate en La Jolla Cove. Más tarde visita el Parque Balboa, en donde pasarás la mayor parte de tu tiempo en el Zoológico de San Diego. Para terminar el día, prueba una fresca cerveza artesanal en una de las muchas fábricas de deliciosa malta de San Diego. Te recomendamos una de Stone Brewing Co. Y así es como terminamos este viaje.

Lista de artículos para tu viaje que NO pueden faltar:

  • Lleva tu almohada y tu colcha favorita y una toalla. Te servirá para tomar unos naps en el carro o dormir más agusto si desean acampar.
  • Rollos de papel de baño. Estarás agradecido de traer uno cuando mueras por ir al baño en medio de la nada. Unas toallitas húmedas y un par de bolsas de basura. Nunca sabrás el tiradero que se puede lograr en un roadtrip.
  • Asegúrate de llevar dos sets de llaves el carro en bolsas separadas. Te salvará la vida y te ahorrará dinero en caso de que pierdas las primeras.
  • Un kit de first aid. Lleva todo lo que necesitas para emergencias médicas.
  • Una lámpara y baterías extras.
  • Cargadores de carro, cámara y un GPS. Indispensables.
  • Un bloqueador solar, un repelente de insectos y un antibacterial.
  • Prepara tu playlist favorita en offline. No te quieres quedar sin música cuando pierdas señal.
  • Una pequeña hilera salvara los sandwiches y refrescará las bebidas. Además mantendrá las cervezas frías para tus visitas a la playa.
  • Los viajes largos en carro pueden llegar a ser incómodos. Para la mitad del viaje te arrepentirás de haberte vestido tan cool y no tan cómoda. Siempre lleva un par de pants para el traslado.

Por The SS Projects