477 Views |  Like

¡DE VACACIONES!

FacebookTwitterGoogle+

En verano los sampetrinos cubren una amplia gama de destinos, desde viajes a Europa o Asia, hasta pueblos mágicos al interior de la República. Pero hay senderos que recorren con frecuencia: La Riviera Maya y el vecino Texas.

Cuando hablas de la Riviera Maya los regiomontanos saben que es un camino conocido, pero que no dejan de gozar por tratarse de un destino en el que pueden desentenderse de la vida en un all inclusive, aventurarse a disfrutar con actividades que detonan la adrenalina y el ecoturismo, o conocer gente y bailar hasta que vuelva a salir el sol.

Siempre con un mar turquesa, arena blanca y una enorme oferta de cadenas hoteleras internacionales, servicio profesional y restaurantes de primera calidad. Hay cerca de 370 hoteles con unas 38 mil habitaciones en toda la Riviera Maya.

Una semana en la Riviera Maya no la cae mal a nadie y son tantos puntos de atención, que puedes ir y venir, pero siempre te falta tiempo para algún destino o actividad.

Por ello, si solamente quieres tirarte al sol y escuchar buena música, o leer un libro, tienes que conocer le tremenda oferta hotelera de all Inclusive.

Pero si quieres llegar al aeropuerto y rentar un vehículo para moverte o tomar los tours desde el lobby del hotel, tienes una amplia lista de puntos de atención.

La Riviera Maya comprende desde Puerto Morelos, al sur del Aeropuerto Internacional de Cancún, hasta Punta Allen en la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an. Pero realmente a lo largo de toda la costa, desde Cancún hasta Chetumal, que se encuentra en el extremo sur, -en la frontera con Belice- son 379.5 kilómetros de autopista y destinos para conocer a la orilla del mar, además de algunos puntos tierra adentro, como los parques arqueológicos de Chichen Itzá y Cobá.

Para viajar de Monterrey a Chetumal no hay vuelos directos, solamente a través de una escala en la Ciudad de México, así que la mayoría de los regiomontanos que van a la Riviera Maya o al extremo sur de Quintana Roo viajan a Cancún y de ahí son trasladados a sus hoteles, o toman tours, rentan un automóvil o inclusive toman taxis aéreos hacia los sitios sureños de esa entidad. Empecemos por hablar de un punto central en la Riviera Maya, un centro turístico estratégico para disfrutarlo, o para planear desde ahí viajes a otros puntos de interés.

PLAYA DEL CARMEN

Es uno de los sitios más visitados de la Riviera Maya y está a 68.2 kilómetros al sur de Cancún. Es un destino turístico con una vida nocturna muy activa, pero desde este punto también puedes empezar jornadas relacionadas con el ecoturismo y la aventura.

En la 5ta Avenida del centro en Playa del Carmen puedes encontrar todo tipo de productos, restaurantes y entretenimiento. Incluso también existen firmas y marcas internacionales para las compras. Se trata de la calle más visitada por turistas nacionales y extranjeros, y tiene 4 kilómetros de largo.

La Playa Mamitas es el sitio de moda para visitar en Playa del Carmen. Cuenta con los mejores reventones, música y un gran ambiente en general, es ideal para salir a divertirse y conocer gente de día o por la noche.
Otra punto importante que ver en Playa del Carmen es el llamado Río Secreto, se trata de un museo subterráneo de cristales que es único.

En un extremo de la 5ta Avenida se encuentra la estación del ferry, desde donde puedes cruzar durante 45 minutos a la Isla de Cozumel, un excelente destino donde puedes bucear y nadar con snorkel en sus caletas, o bien hacer un viaje en bote para visitar El Cielo, un lugar donde podrás ver estrellas de mar, peces de colores y bancos de coral. También puedes darle la vuelta a la isla en bicicleta.

Playa del Carmen es un centro de diversión desde donde puedes planear unos días de fiesta y otros más para salir a los alrededores de la Riviera Maya, donde puedes elegir entre parques arqueológicos y acuáticos, con delfinarios y peces de colores para pasar el día, como Xcaret o Xel-Ha, o aventuras que te hagan vibrar con adrenalina, como las tirolesas de Xplor.

 Xcaret y Xel-Ha

El parque arqueológico Xcaret está a tan solo 6 kilómetros al sur de Playa del Carmen. Aquí se pueden encontrar flora y fauna tropical típica de la región y diversas expresiones de la cultura Maya. Incluso puedes admirar una representación del Juego de Pelota que practicaban los mayas. Además tiene una excelente extensión de playas y un río subterráneo.

Por otro lado Xel-Ha es uno de los más famosos destinos en la Riviera Maya mexicana. Un verdadero paraíso para amantes de la naturaleza y un acuario natural espectacular. Puedes nadar con snorkel y entre delfines, dos de las principales atracciones. Tiene una laguna con aguas cristalinas, es como una gran piscina natural formada por agua del Río Xel-Ha y del Mar Caribe, que hacen un oasis turquesa en medio de la jungla. Otras actividades como Snuba y Sea Trek están también disponibles. Snuba es una variación del buceo en donde no existen tanques, el oxígeno es suministrado a través de largos tubos conectados a tanques que flotan en la superficie. Sea Trek es una divertida manera de explorar el suelo marino, utilizando cascos que cuentan con tubos para poder respirar, aún si no sabes nadar esta actividad te llevará a conocer las maravillas del fondo marino.

Xplor

Puedes sentir que vuelas sobre las copas de los árboles de la selva en las tirolesas más altas y seguras. Siente la adrenalina al deslizarte a 30 kilómetros por hora para terminar acuatizando en refrescantes cenotes. La tirolesa con mayor altura se encuentra a 45 metros de elevación y las que descienden se encuentran hasta 8 metros en el subsuelo.

Son en total son 14 tirolesas con 3.8 kilómetros de recorrido, pasando por puentes colgantes y un tobogán, utilizando equipo actualizado y personal muy bien capacitado para garantizar tu seguridad.

También puedes conducir vehículos anfibios, nadar o remar con tus propias manos sobre una balsa, en circuitos de ríos subterráneos dentro de espectaculares cavernas y grutas. Te verás rodeado de extraordinarias formaciones rocosas, como estalactitas y estalagmitas con millones de años de formación.

PUERTO AVENTURAS

Aquí se encuentran algunas de las mas bellas playas de la Riviera Maya. Es una ciudad portuaria ubicada a 84 kilómetros al sur de Cancún y a 12 kilómetros al sur de Playa del Carmen. En Puerto Aventuras puedes nadar con delfines, alimentar lobos marinos, observar a los monos y las diferentes especies de aves, realizar snorkel en el mar, en los cenotes o en los ríos subterráneos.

Si te gusta el buceo, frente a Puerto Aventuras ya puedes encontrar parte del segundo arrecife de coral más largo del mundo. Y además entre marzo y junio se puede disfrutar de la pesca deportiva, muy famosa a nivel mundial debido a la majestuosidad de los paisajes y a la gran diversidad de peces.

CHICHEN ITZÁ

El Castillo o Pirámide de Kukulkán es una de las imágenes más conocidas de la cultura maya en Yucatán y forma parte de las Siete Maravillas del Mundo moderno. Se trata de una parada imprescindible en tu recorrido por la zona peninsular y lo puedes hacer por tu cuenta, o contratando una excursión en agencias de Playa del Carmen o en el hotel en el que te alojes.

Chichen Itzá significa “Boca del pozo de los Itzáes, o de los brujos del agua”, y es uno de los vestigios arqueológicos más importantes de la cultura maya. Aunque el sitio prehispánico se extiende por más de 20 kilómetros cuadrados, el área destinada a la visita pública es menor, pero incluye la totalidad de los edificios monumentales de la ciudad.

Sin lugar a dudas, la construcción más imponente de Chichén Itzá es el castillo o pirámide. El castillo, del periodo clásico terminal, tuvo una función de templo y se asocia con Kukulcán, un personaje que pudo haber sido soberano de Chichén Itzá en el siglo X de nuestra era.

Destacan sus escalinatas adornadas con cabezas de serpientes en la base y el templo superior con una escultura de Chac Mool y un trono de jaguar, animales sagrados que dan cuenta de la importancia de la construcción y del vínculo estrecho de una cultura con la naturaleza y los astros, así como su profunda creencia en sus dioses.

Se encuentra en la parte norte y central de la península de Yucatán, a 115 kilómetros al este de la ciudad de Mérida, en el estado de Yucatán. Desde Cancún, en el estado de Quintana Roo, la distancia es de 196.6 kilómetros. El acceso desde ambas ciudades es por la carretera federal 180.

TULUM

Es otra ciudad Maya, pero con la particularidad de ser la única en encontrarse sobre la costa del mar caribe, con un espectacular panorama turquesa. Se encuentra a 65 kilómetros al sur de Playa del Carmen. Durante su periodo de actividad, debido a su privilegiada ubicación, era un punto comercial estratégico para la civilización Maya. Se trata de una fortaleza que vivió sus momentos de gloria al final del período clásico (cerca del año 1000 d.c.). La más icónica de sus estructuras, llamada “El Castillo”, se encuentra al borde de un acantilado desde donde se aprecian las aguas color turquesa del mar. Éste es, sin duda, el rincón más fotografiado de la zona. Todos los domingos, los turistas locales que muestren su identificación tienen acceso gratuito, sin embargo, si prefieres evitar aglomeraciones, la mejor opción es ir un martes por la mañana.

En el extremo sur del sitio arqueológico se encuentra una de las playas más apacibles de la Riviera Maya. Aquí no hallarás hoteles de 500 cuartos ni una gran infraestructura, por el contrario, podrás rentar cabañas lujosas o rústicas, dependiendo de tus gustos y tu presupuesto.

 COBÁ

A 40 kilómetros de Tulum y 90 de Chichen Itzá, tierra adentro está el yacimiento arqueológico de Cobá. Es un lugar imperdible, ya que es un complejo arqueológico que tiene menos tiempo de haber sido explotado para el turismo, lo que le permite mantener su espíritu místico, algo que otros complejos han perdido debido a lo comercial que se han vuelto.

Cobá se traduce al español como “agua agitada por el viento”. Entre el año 400 y el 1100 de nuestra era, ésta fue una de las ciudades más grandes del periodo clásico Maya, llegando a albergar unos 50 mil habitantes. Una de las razones principales por la que fue asentada aquí fueron dos pequeños lagos que abastecían de agua a la población.

Un dato que pocos conocen es que en Cobá tiene la pirámide Nohoch Mul, la cual es la más alta de Yucatán con sus 42 metros y 120 escalones. Más alta que Chichen Itzá y lo mejor es que se puede subir. Además de tener la pirámide más alta también está muy cerca de varios cenotes. Ideal para refrescarse luego de aprender un poco de historia Maya

Entre estos cenotes, se encuentran: Cenote Choo Ha, Cenote Tankach Ha y Cenote Multun Ha. Los tres están a solo 10 minutos de Cobá.

Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an

Zona natural protegida que fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1987. Su nombre significa: “Donde empieza el Cielo”. Ocupa una superficie de 528 mil 147 hectáreas, que pertenece a los municipios quintanarroenses de Felipe Carillo Puerto y Tulum. Está justamente al sur de Tulum por el camino costero de Boca Paila y Punta Piedra.

Ahí hay más de mil 400 especies de plantas. Hay selva alta, mediana y baja, dunas costeras, humedales, sabanas, palmares y tulares. En sus playas casi vírgenes viven más de 300 especies de aves residentes y migratorias. Hay pumas, ocelotes y jaguares, así como tapires, monos araña y aulladores, venados cola blanca, jabalíes cachetes blancos, manatíes, delfines, cocodrilos y varias especies de tortugas marinas. En su extremo sur se llega a un faro denominado Punta Allen.

 Y MUY CERCA DE LA RIVIERA MAYA

 Si quieres conocer las playas menos publicitadas de Quintana Roo puedes avanzar más hacia el sur de la Riviera Maya para descubrir pueblos casi vírgenes y paradisiacos.

Muy cerca de Chetumal y de la frontera con Belice encuentras acceso a la segunda barrera arrecifal más grande del mundo en Banco Chinchorro, así como a hospedajes rústicos a la orilla del mar y puertos de pescadores que cada día llegan a la costa con producto fresco del mar.

PARQUE MARINO XCALAK

En una zona cercana están Xcalak, Mahahual y Banco Chinchorro. Puedes visitar la barrera coralina nombrada “Sistema Arrecifal Mesoamericano”, considerada como la segunda más grande del mundo luego de la que existe en Australia. En Xcalak puedes encontrar una rica biodiversidad marina y una belleza escénica para los amantes del ecoturismo.

El prestigio del Parque Marino Xcalak se debe sobre todo a que es un paraíso para los amantes del buceo y del snorkel, para disfrutar de actividades ecoturísticas, la pesca deportiva y el Fly Fishing. Aunque es una de las comunidades más antiguas del sur de Quintana Roo, sigue siendo un destino virgen, un pueblo de pescadores en el sur de la Costa Maya.

Para visitar los arrecifes que se encuentran a 1 hora y 30 minutos de la costa, debes contratar los servicios de una de las empresas o cooperativas de pescadores autorizadas a entrar a la reserva. Esto debido a que las embarcaciones, sus tripulantes y guías tienen que ser autorizados por la CONANP.

Puedes consultar la lista de compañías y cooperativas que dan servicio de tours al Banco Chinchorro, ya sea que quieres bucear, snorkel o simplemente conocer la reserva.

No te pierdas la oportunidad de admirar increíbles arrecifes de coral y barcos hundidos que con el tiempo se han convertido en un maravilloso ecosistema repleto de una extensa biodiversidad de plantas y peces. Y de igual forma el sistema de islas y las especies animales que habitan en ellas, incluyendo sus algunas endémicas.

BACALAR Y LA LAGUNA DE LOS 7 COLORES

Muy cerca del Parque Marino Xcalack está Bacalar, pueblo de 9 mil habitantes. El principal atractivo es su Laguna de los 7 Colores. Un cuerpo de agua de 42 kilómetros de largo y solamente 2 kilómetros en su punto más ancho. Esta laguna nació de 7 cenotes que se desbordaron y sus aguas convergieron en lo que hoy este cuerpo de agua. Esto es precisamente lo que explica sus diferentes tonalidades azules.

La laguna es ideal para recorrerla en catamarán o canoa y así adentrarse en su increíble paisaje a pocos kilómetros de la Riviera Maya.

Navegando a través de la laguna de Bacalar puedes hacer diferentes paradas y recorrer los senderos que se encuentran a sus orillas, donde es posible conocer la fauna local: Pelícanos, tucanes, águilas, loros, entre otras especies.

También puedes practicar deportes acuáticos como buceo, snorkel, o esquí. Pero Bacalar no es solo su hermosa laguna. A solo 4 kilómetros del pueblo se encuentra el Cenote Azul.

Un cenote con más de 90 metros de profundidad y un gran entramado subterráneo de cuevas, ideal para buceo o snorkel gracias a sus aguas cristalinas y rodeadas de vegetación selvática. Algo muy importante, en Bacalar escapas del turismo masivo.

TEXAS, GIVE ME MORE

Hay quienes piensan que Texas como destino turístico se ha convertido en un cliché, porque no hay regio que no haya ido de shopping a McAllen o a Laredo. Sin embargo, este gran estado sureño no es un ‘one-night-stand’ de un fin de semana. Texas puede asombrarte con una mucha más amplia variedad de cosas qué hacer. Ojo, no sólo se trata de recorrer 300 kilómetros más para llegar a los outlets. No estamos hablando de eso. Nos referimos a una oferta de cultura, historia y diversión. Un espectro tan grande que hace que su slogan se vuelva realidad: Everything is bigger in Texas.

Gruene

Pocos lo conocen, pero el encantador e histórico pueblo de Gruene (pronunciado “Greene”) está a tan sólo 4 millas al noreste de New Braunfels. Si vas en vehículo desde Monterrey y has visitado Austin, está a mitad del camino saliendo de San Antonio, cerca del Río Guadalupe, en donde puedes subirte a las donas de hule y disfrutar de un día en el agua. También es reconocido por que está lleno de antigüedades y tiendas de artesanía. Si planeas visitarlo, te recomendamos que vayas del tercer fin de semana del mes de febrero a noviembre, ya que se lleva a cabo el  Old Gruene Market.

La ciudad también es conocida por el Gruene Hall. Un tradicional bar de country en donde la gente se reúne desde 1878, que lo hace la sala de baile más antiguas de Texas que aún está en operación. Así que ven y aviéntate un two-step con música en vivo en la pista de baile de madera más desgastada por tantos tacones a través de los años. También puedes jugar a arrojar herraduras de caballo en el patio. No hay aire acondicionado, pero nunca falta una cerveza fría y grandes bandas en vivo. Cualquier persona que es ‘alguien’ en el ambiente country ha tocado aquí, desde Jerry Lee Lewis hasta Willie Nelson. Los viernes y sábados por la noche siempre está lleno. Sólo hay cover las noches de los fines de semana, cuando los músicos tocan. Cuando vengas, tienes que visitar este ‘must’, dar un paseo y sumergirte en el ambiente de rodeo del viejo oeste.

Además, si quieres una escapada rural de la gran ciudad, nada supera una estancia en Gruene Mansion Inn. Un grupo de edificios que prácticamente forman un pueblo, con habitaciones dentro de la mansión, de la casa de carruajes y en los antiguos graneros. Su decoración está enriquecida con un estilo que los propietarios llaman ‘Rustic Victorian Elegance,’ donde las habitaciones tienen mucha madera, estampados florales y azulejos en el techo. Cada habitación es diferente y el ‘look and feel’ te hará viajar en el tiempo. Mucho más lejos de lo que esperabas.

Marfa

Si se te antoja vivir una experiencia neoyorquina, este es el lugar para ti. Te ahorrarás miles de kilómetros y cientos de dólares. Si alguna vez fuiste fan de Gossip Girl, recordarás el cuadro de Lily Van Der Woodsen en su loft de New York que dice Prada, Marfa. Pues justamente se refiere a este pequeño lugar lleno de Neoyorquinos y galerías de arte. Ah, y de la imagen de James Dean.

Si nunca viste la serie, nos referimos al feeling de este lugar. Fundado en la década de 1880, tiene dos grandes influencias culturales que provienen de la última parte del siglo XX. Tuvo su primer contacto con la fama cuando Rock Hudson, Elizabeth Taylor y James Dean llegaron a la ciudad para filmar la película Giant, estrenada en 1956 y producida por Warner Brothers. Desde entonces ha servido como el lugar de rodaje de películas como There Will Be Blood y No Country For Old Men.
Y en cuanto a los neoyorquinos: El pequeño y polvoriento Marfa se ha convertido en una especie de peregrinación para los amantes del arte, gracias a una de las más grandes instalaciones de arte minimalista. Esto, a su vez, ha atraído a un número desproporcionado de galerías de arte, opciones de alojamiento extravagantes y restaurantes interesantes. Además agrégale luces misteriosas que algunos atribuyen a extraterrestres. Entonces este pueblo en medio de Texas es un must-see perfecto para un day trip.

San Antonio

Seguramente ya has visitado San Antonio, sin embargo no puede faltar en nuestra lista.

Un paseo por el Riverwalk es esencial al menos una vez en la vida de todo regio. Es un pedacito de Europa en el corazón del downtown de San Antonio. Este paseo no es un simple recorrido a la orilla de un río, se trata de un encantador canal delineado con una calle puramente peatonal. Esta es la principal atracción turística de San Antonio. Al menos en tu primera visita, tienes que subirte a las pequeñas lanchitas y recorrer todo el canal. Santa Lucía no se compara a este paseo, ya que aquí los visitantes pueden deambular sobre los jardines verdes de hoteles, cafés y restaurantes a la orilla, así como caminar sobre los puentes de piedra que se extienden sobre el agua. Durante el verano la gente fluye en el Riverwalk, pero en las fechas navideñas es un lugar perfecto para un día romántico entre lucecitas que iluminan el lugar. Además, durante la noche los bares toman vida así que es también perfecto para una divertida noche entre amigos, unos drinks coquetos, o una cena en pareja. Al final del paseo hay un centro comercial, pequeño pero perfecto para cerrar el día. De ahí, también puedes caminar al sur hacia el King William o al norte, hacia el Museo de Arte de San Antonio.

South Padre Island

Para muchos es la Isla de los regiomontanos.

Una de las costas estrechas, sin desarrollar, más extensas en Estados Unidos. La parte sur de la Isla de Padre es administrada por el Servicio Nacional de Parques. Su principal característica es que cuenta con 65 millas de arena y conchas, con dunas cubiertas de hierbas. A un costado se localiza la Laguna Madre. Un bello espectáculo natural.

La isla es hogar de mucha fauna costera que se encuentra también en diversos lugares a lo largo de la costa este y hacia el norte. Hay un excelente avistamiento de aves silvestres y, por supuesto, numerosos coyotes, venados de cola blanca y tortugas marinas. Puedes ser afortunado y lograr ver un delfín en el horizonte mientras te asoleas en la orilla. Lo que más nos gusta de la isla es la cercanía a Monterrey. Un escape perfecto para una excursión de fin de semana o una aventura en la playa con tus amigos o tu familia, ya que sólo tardarás tres horas en llegar si no hay demasiado tráfico vehicular en la frontera.

Austin

Last but not least, finalmente hablemos de Austin. Es la ciudad de Texas y de Estados Unidos más conocida por su diversidad de cultura en música, arte y gente. El lema con el que te toparás en todas las t-shirts y calcas es ‘Keep Austin Weird’. Y rinde cuentas perfectamente con el contraste de ambiente, comparado con el de las demás ciudades del estado, ya que la atmósfera es 100 por ciento liberal. Y mientras que los veteranos se quejan de que Austin ha perdido su encanto moderno, la ciudad ha logrado principalmente aferrarse a su ambiente relajado. Libre.

Sin duda una de las mejores cosas de Austin es que es una ciudad de música, ganándose el título de “Live Music Capital of the World”. La ciudad ahora recibe varios de los más importantes festivales de música, entre ellos el South by Southwest (SXSW) y Austin City Limits Festival. Sin embargo no necesitas visitar la ciudad durante estas épocas de inflación en precios, ya que todo el año la música retumba entre las calles.

Otras actividades incluyen el visitar el Club Continental, una pista de baile inspirada en los años 50’s, con artistas locales dando un buen show de swing. En el verano puedes disfrutar junto con los texanos un chapuzón en Barton Springs, una alberca natural en medio de la ciudad, o ir en paseo de kayak por el río a la orilla del downtown. Para el nightlife, la 6th Street es lo mejor de lo mejor, así que no te puedes ir de Austin sin haberte agarrado de bar hopping por toda la calle, llevándote una experiencia de fraternidad. Y claro, no puede faltar el shopping en las tiendas vintage o de artesanías locales en South Congress y en Guadalupe.

 ‘DESTINO OBLIGADO: VO’

Hay lugares muy apreciados en México, pero el turista de placer o de negocios ya sabe por qué tiene que visitar Valle Oriente, en el Área Metropolitana de Monterrey. Su oferta culinaria, comercial y hotelera es un ‘must’

El rápido y enorme crecimiento del circuito Valle Oriente, en San Pedro Garza García, ofrece una amplia y compleja oferta gastronómica, de compras y de hoteles de todos los niveles, que definitivamente provocan que la gente ya sepa por qué tiene que visitarlo, explica Stefano Kirnbauer, director regional de Monterrey para los Hoteles Quinta Real, Camino Real y próximamente Real Inn, del Grupo Real Turismo.

Por ello, dice Stefano, es que cada año existe una ocupación a la alza, incluso continúa creciendo aún con el incremento en la oferta hotelera en este sector, donde cada año se están abriendo nuevos hoteles.

“De antemano la gente conoce Valle Oriente y entiende por qué debe estar aquí, porque no hay otro lugar en México que yo conozca, que tenga un desarrollo de una complejidad tan positiva de oferta, insistiendo: Hotelería, gastronomía, shopping, en un entorno espectacular como es Valle Oriente para que la gente venga y lo conozca”, dice Kirnbauer.

El hecho de que Valle Oriente sea ya un branding positivo está provocando un fenómeno en los hoteles del circuito, porque se incrementa la oferta, pero la demanda sigue a la alza.

“Yo creo que Valle Oriente es una marca que suena mucho, no de ahorita, de tiempo atrás. La gente ya conoce la importancia de lo que encuentra aquí con un común denominador: Lo que ofrecemos aquí es de calidad y del nivel del primer mundo, eso es lo que queremos fomentar y la gente que viene d afuera lo comenta.

“Es sorprendente porque años atrás, cuando esta parte de Valle Oriente empezó a crecer de forma importante, y me refiero al ramo hotelero y no solo al inmobiliario, la ocupación hotelera en lugar de disminuir ha venido a la alza. De hecho es muy común tener los meses de julio y agosto, que eran meses típicamente de vacaciones, cuando los hoteles tomábamos un respiro, un descanso por así decirlo, es decir meterle mano a la propiedad, darle mantenimiento a las habitaciones… Pues ya tenemos varios años que eso no pasa. Nuestras ocupaciones han venido creciendo, independientemente de lo que ha venido creciendo la zona. Y estamos hablando de 75 o el 80 por ciento de ocupación. Nosotros (Grupo Real Turismo) estamos programando 80 por ciento de ocupación en julio y agosto, porque el historial de años anteriores así nos lo indica.

“Es algo increíble, porque por más que esto crece, incluso ahorita tenemos la apertura de nuevos hoteles en la zona, crece la oferta y la ocupación no baja, eso significa algo importante”, aclara el ejecutivo hotelero.

Kirnbauer explica que las estadísticas indican que el 90 por ciento del turismo en Valle Oriente es de negocios, por los corporativos y empresas que hay en el sector.

“De lunes a viernes están todos los hoteles casi al 100 por ciento por loe negocios, y esto cobra vida de una manera muy bonita”. Pero los fines de semana, añade Kirnbauer, el turismo de eventos sociales vuelve a ocupar los hoteles de Valle Oriente, porque se celebran bodas, reuniones de exuniversitarios, entre otros festejos, los cuales mantienen la ocupación que el turismo de negocios dejó el viernes.

“Y cuando hay turismo de negocios, significa que hay convenios, convenciones de trabajo, muestras, actividades que requieren también de rentar espacios. Nosotros en Camino Real tenemos el salón más grandes de toda la oferta hotelera de Monterrey, no nada más de esta zona”.

El salón del Camino Real tiene la posibilidad de recibir hasta mil 200 personas, lo cual pone a este hotel en un selecto nivel de elección por parte de los organizadores de eventos, ya sean sociales o de negocios.

En cuanto a la infraestructura de Valle Oriente, Stefano Kirnbauer explica que la oferta hotelera está cubierta, porque hay hoteles de cuatro estrellas, business class, hasta hoteles de nivel muy especial como el Quinta Real o el propio Camino Real. Y en cuanto a la oferta gastronómica también existe una variedad y calidad enorme, que incluso crecerá con la apertura de en los próximos meses del Fashion Drive, justo a un lado del Camino Real, donde por cierto, Grupo Real Turismo abrirá un nuevo hotel Real Inn. Pero quizás, Kirnbauer advierte que lo que debe venir ahora es que las grandes marcas, de alta calidad en cuanto a costura, joyería y accesorios, que se localiza en otra área de San Pedro Garza García, llegue a estar dentro de Valle Oriente, lo cual es cuestión de poco tiempo.

Finalmente, el ejecutivo hotelero señala que la creciente oferta en hospedaje, gastronomía y comercios en Valle Oriente requiere también de una planeación urbanística para prevenir precisamente ese incremento de visitantes en el circuito. Pero además, esa incremento de oferta y de competencia es un aliciente para detonar todavía una más amplia diversidad de servicios de alta calidad.

CONOCE A STEFANO KIRNBAUER

  • Dirigió el Camino Real Acapulco, el Camino Real de Guadalajara.
  • Actualmente es director regional de Grupo Real Turismo para Monterrey.
  • Este grupo opera las marcas Quinta Real, Camino Real y próximamente el Real Inn en el interior del Fashion Drive. Los tres en Valle Oriente.

 Por The SS Projects